0810 345 DELI (3354)
Pato Galvan

Perfil Nutricional

Si deseas saber que Plan de Comidas se adapta mejor a tus necesidades hace click aquí

completar ahora

Plan de Comidas

Si deseas realizar tu pedido por Internet hace click aquí o llámanos directamente al
0810-345-DELI (3354)

realiza tu pedido
0810 345 deli (3354)

historias exitosas - Pato Galván

Yo estaba laburando en la costa cuando recibí el llamado para trabajar en el programa Cuestión de peso formando parte de un panel de "famosos" con distintos grados de sobrepeso, que deberían ir haciendo el tratamiento a la par de los participantes. Al principio, por supuesto, tuve ciertas dudas y temores, pero rápidamente me di cuenta de que se estaba presentando frente a mí una oportunidad muy especial de sacarme de encima unos cuantos kilos de más que, justamente por aquel entonces, empezaban a inquietarme. Para terminar de decidirme fui a pesarme con la idea de que la balanza arrojaría una cifra aproximada de 120 kilos. Para mi -ingrata- sorpresa, me quedé cortó: fue un impiadoso 144.

Acepté

El primero de febrero empecé a comer menos y ejercitarme en mi casa para intentar bajar ese peso lo máximo posible antes de enfrentar la famosa balanza por primera vez...

El 20 de febrero junto con el inicio del programa recibí la primera caja del deliverycormillot en manos de Julito, quien desde ese momento, dos veces por semana lleva, hasta la puerta de mi casa, esta valiosísima herramienta gracias a la cual este proceso de cambios fue mucho menos difícil de lo que podría haber sido.

Desde el primer momento supe que iba a poder. No solo porque los platos eran ricos y variados, sino porque las viandas me proponían un orden, un límite amable y necesario para poder sostener en el tiempo un desafío como el que me había propuesto. Cada elemento que compone las viandas tiene un porqué, función que hace posible ese traspaso de devorar sin control a alimentarse a consciencia.

Las semanas, las viandas, las sopitas pasaban y yo cada día me sentía más liviano y, por ende, podía crecer la intensidad y el disfrute de la actividad física y el movimiento; cada día estaba más seguro y confiado en cumplir los objetivos que me iba planteando sin sacrificios imposibles.

Hoy, nueve meses después y con más de 55 kilos menos, puedo asegurar que, con amor ,ganas, fe en uno mismo y herramientas; todo es absolutamente posible.

Ya no me pongo nervioso cuando no suena el timbre a la hora que llegan las viandas pero me encanta bajar a darle un abrazo a Julito y correr a organizarme la semana alimenticia porque las "Viandas y el Delivery Cormillot" siguen siendo una de mis principales herramientas...

quiero comprar!